Me siento solo/a

La función social de la soledad

La epidemia social de la soledad

La soledad es un tipo de emoción compleja derivada de una situación de deseada de aislamiento social. Actualmente, es uno de los problemas sociales y de salud que está alcanzando un carácter de pandemia (Cambero, 2019).  en todo el mundo.

Las respuestas sociales al problema de la soledad.

Paradojicamente, en países con un mayor nivel de calidad de vida como los países nórdicos, este problema es aún más acuciante. El desasosegante documental “La Teoría Sueca del Amor”(2015) plantea la intrigante hipótesis de que tener todas las necesidades materiales cubiertas tiene una contraparte negativa: al no necesitar a los demás, nos volvemos personas solitarias.

Hay países comprometidos en la erradicación de la soledad como el Reino Unido, donde se creó el pasado año un Ministerio para la Soledad con la ministra Tracey Crouch al mando.

En España a nivel institucional también se está trabajando en una Estrategia Nacional contra la Soledad de las personas mayores desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Y a nivel municipal, el Ayuntamiento de Madrid tiene un plan para paliar la soledad en personas mayores.

Consecuencias para la salud de la soledad

La soledad es entendida no solo desde el punto de vista social, sino también desde el punto de vista biológico. Autores relevantes en el campo como Cacciopo et al (2008) consideran que la soledad es la causa -y no consecuencia- de muchas enfermedades físicas. Y provoca cambios estructurales y funcionales en el cerebro de quien la sufre.

Al igual que otras de las epidemias que preocupan socialmente (como diabetes, obesidad…) la soledad tiene efectos más allá del sufrimiento mental, como el aumento directo del riesgo de mortalidad (Holt-Lunstad et al, 2010, Holt-Lunstad et al, 2015).

Porque aunque nos cueste un poco entenderlo, porque parece algo étereo y externo, el sentimiento de soledad es una emoción y una necesidad biológica-social, y por tanto tiene un arraigo en nuestro cuerpo.

La soledad como sensación subjetiva

La soledad tiene una parte objetiva, perto también es una sensación subjetiva. Es decir, la soeldad es parte de la narración que hacemos de nosotros mismos. Solo nosotros podemos saber realmente si la sentimos o no, y cómo la experimentamos.

Por tanto, se puede dar aunque estemos rodeados de gente, aunque tengamos gente cercana muy querida. Es a veces nuestro propio cerebro el que interpreta que necesitamos más interacción social.

Pero no es lo mismo estar a solas, que sentir soledad.

Cuando estamos emocionalmente bien y equilibrados, estar a solas no supone ningún problema. Es más, pueden ser unos momentos preciosos donde ordenar nuestros pensamientos y sentimientos, así como disfrutar de nuestras experiencias con mayor intensidad.

Y como todas las sensaciones y sentimientos, la soledad también tiene una función que nos aportaría una ventaja.

Es una sensación subjetiva (y fisiológica) que nos ayuda a prestar atención a que tenemos necesidades que cubrir. Sabemos que cuando tenemos la sensación de hambre debemos buscar comida, que cuando tenemos sueño tenemos que dormir en un lugar seguro. Pero culturalmente no le hemos dado la importancia que tenía a la sensación de soledad, cómo identificarla y qué hacer cuando la sentimos.

Es una experiencia humana universal, y por tanto podemos encontrar manifestaciones de ellas en todas las culturas. Pero curiosamente no tiene tanta repercusión como otros fenómenos psicológicos y sociales.

Corto: Loneliness, by Kurzgesagt – In a Nutshell

La soledad como mecanismo social

Me encanta este vídeo porque explica bastante bien el fénomeno de la soledad como mecanismo social, y como por tanto tiene una parte positiva.

Los seres humanos somos unos animales ridículos, sin grandes garras, velocidad, capacidad de camuflarse o capacidad de producir veneno. De modo que nuestra mejor herramienta es nuestra sociabilidad, donde mediante el apoyo mutuo y el trabajo coordinado una pequeña tribu puede sobrevivir y luchar contra los elementos.  Y disfrutar de historias alrededor del fuego.

Los seres humanos somos interdependientes, y por esto tenemos centenares de mecanismos fisiológicos desarrollados para afianzar esos lazos sociales. Nuestra vulnerabilidad es nuestro superpoder, porque es capaz de atraer a otro ser humano que nos ayude. Y la sensación de soledad es un mecanismo más.

La soledad como mecanismo nos ayudaría a buscar socialización cuando la necesitáramos, poniendo otro buen ejemplo de cultura popular, en la película de Inside Out, se ve la importancia y función de las distintas emociones. Y el punto en que todos nos enamoramos de la película es cuando se explica la función social de la tristeza, como un mecanismo que permite que los demás entiendan que necesitas ayuda y apoyo.

¿Recordáis alguna escena donde habéis sido rechazados por vuestro grupo de iguales? Por ejemplo, ese momento donde se reparten los grupos para jugar al balón prisionero, y cuando se eligen los grupos eres la última persona elegida. O cuando todos los que consideras tus amigos quedan para ir de viaje y no has sido invitado. O cuando en el trabajo tus compañeros traen café para todos… excepto para ti. Esa sensación duele, y de manera muy punzante.

El rechazo social duele porque evolutivamente podría ayudar a cambiar los comportamientos que nos aislan del grupo. Quizás te rechazaran en el balón prisionero porque eras un “chupón” y cuando pillabas el balón no lo pasabas. Quizás cuando tus amigos han quedado para otros viajes no has sido generoso a la hora de realizar el presupuesto en común, porque tú tenías más dinero y te has empeñado en ir a restaurantes caros cuando dos compañeros del grupo estaban desempleados y sugerían opciones más adecuadas. O en el trabajo, no has tenido en cuenta la importancia del trabajo reproductivo que hacen tus compañeros y sólo has valorado los roles más productivos.

O puede que esos grupos no tengan que ser donde tengas que estar, y haya fuera grupos mejores para ti. Y te vayas en el recreo al grupo de radio, entender que estos amigos son geniales para ir a conciertos pero para viajar lo disfrutas más en otro grupo, o que tengas que cambiar de trabajo. Y esos cambios, tanto para ser mejor persona, cambiar las dinámicas sociales del grupo o cambiar de grupo han sido disparadas por esta sensación de soledad.

Porque quizás sea necesario explicitarlo: la soledad no es culpa de la persona que está sola. Como ya veremos en los siguientes artículos existen distintos tipos de soledad, y como comenta el vídeo, no siempre es por falta de habilidades sociales. En muchas ocasiones son pequeñas cosas que se juntan, pero especialmente se explica desde factores sociales y culturales.

Esta es la primera parte de una serie de artículos sobre la soledad. En un par de semanas pronto publicaremos los siguientes post, donde seguiremos explorando las causas, consecuencias, tipologías, mecanismos que perpetúan la soledad, y maneras para salir de ella. ¡Os esperamos!

Referencias:

  • Cacioppo, J. T., & Patrick, W. (2009). Loneliness: human nature and the need for social connection. New York London: W. W. Norton.
  • Holt-Lunstad, J., Smith, T. B., Baker, M., Harris, T., & Stephenson, D. (2015). Loneliness and social isolation as risk factors for mortality: a meta-analytic review. Perspectives on Psychological Science, 10(2), 227–237. https://doi.org/10.1177/1745691614568352
  • Holt-Lunstad, J., Smith, T. B., & Layton, J. B. (2010). Social relationships and mortality risk: a meta-analytic review. PLoS Medicine, 7(7), e1000316. https://doi.org/10.1371/journal.pmed.1000316
  • Kurzgesagt – In a Nutshell. (n.d.). Loneliness. Retrieved from https://www.youtube.com/watch?v=n3Xv_g3g-mA&t=62s
  • BBC. (2018, January 18). La soledad, un mal contemporáneo mundial que en Reino Unido ahora es asunto de Estado. Retrieved from https://www.bbc.com/mundo/noticias-42723066
  • Rivero, S. C. (n.d.). Diagnóstico: pandemia de soledad. Retrieved March 3, 2019, from http://theconversation.com/diagnostico-pandemia-de-soledad-111104
  • The Swedish Theory of Love. (2016).     Cinema Delicatessen (2017), Yleisradio (2016) . Retrieved from https://www.imdb.com/title/tt4716560/
  • Tiwari, S. (2013). Loneliness: A disease? Indian Journal of Psychiatry, 55(4), 320. https://doi.org/10.4103/0019-5545.120536